La victoria de Chocolatito fue histórica y necesariamente superó todas las barreras que lo llevaron del todo a la nada tras su debuta en las 115 libras.Venció a Khalid Yafai con sus mejores herramientas, pero mostrando cosas nuevas, con el mejor de los equilibrios emocionales y una mano acertada e inteligente desde su esquina.

No fue el de siempre, fue mejor que el de siempre. Aquel que se coló en el sagrado templo de los mejores Libra por Libra y les llevó por merecimiento propio el primer lugar. El Chocolatito del gancho de izquierda que a todos hizo sufrir en 112, el mismo que inventó la triple combinación de tres golpes, cerrando en las costillas del rival y empezando de nuevo desde otro ángulo tras el giro infernal de su cuerpo. Una victoria notable ante un rival más grande, marrullero, difícil de enfrentar y con una asimilación que no le alcanzó para soportar el castigo del nicaragüense.

Un británico que no supo cambiar la pisada, que equivocó el camino y que se atribulo ante un rival que seguramente no espero enfrentar. Chocolatito fue mas, mucho mas de lo que esperábamos y esa es una gran noticia.

A las 115 libras se le despertó la mejor expectativa, hay nombres esperando por Chocolatito y hay pesos chicos agradecidos. No solo está de vuelta Chocolatito, está de vuelta el protagonismo de las divisiones menores.