Jaime Munguía noqueó en el penúltimo asalto al irlandés Gary O’Sullivan en una batalla que resultó más emotiva de lo esperado. El perdedor superó los expectativas y contra todos los pronósticos vendió cara su derrota.

En realidad fue un buen examinador y permitió constatar el momento de Munguía en su aterrizaje en las 160 libras. El ex campeón superwelter OMB mostró mejoras en su artillería ofensiva, se vió fuerte y rápido, pero también mostró sus mismos problemas defensivos, le costó dominar la ansiedad y como que le costó recordar los nuevos conceptos que intenta colocar Erik Morales en su estrategia.

Pese a que O’Sullivan es más un 154 que un 160, le bastó su experiencia y sus mañas para complicarle la pelea por varios trechos. La victoria fue contundente para Munguía, pero dejó muchas preguntas sin responder y en especial dudas sobre su futuro inmediato. Especialmente, ¿qué es lo mejor para su futuro inmediato?

En el video les comento su actuación, la pelea, lo que deja la misma de detalles positivos o negativos en el mexicano, así como lo que pienso de sus futuras peleas en la división mediana.