Anthony Joshua venció como se preveía, por puntos y con un estricto plan técnico: pelear de afuera hasta el final. Andy Ruiz perdió sin esforzarse, llegó excedido de peso y en muchos aspectos decepcionó. Mató muchas ilusiones.

La pelea por momentos fue tediosa, aburrida, también eso se esperaba. Pero, ante un combate que no colmó las expectativas, ¿cambia el futuro inmediato de los dos? Yo creo que sí, creo que cambia y cambia mucho. Hay promesas anteriores a la pelea que hoy son obsoletas, hay problemas que generan los contratos promocionales de los dos rivales que obligarán a planearles un futuro diferente al imaginado y además, el propio desempeño en el combate obligará a tomarlo en cuenta como detalle para establecer contra quién van ahora.

No siempre el futuro lo escribe una sola pelea, pero la que vimos en Arabia, obligará a reescribir el de Joshua y el de Ruiz. Se los explico en el video, con el análisis post pelea.