No hay mejor respuesta que el silencio cuando no hay nada para decir. Nunca más útil esa sentencia si tenemos que referirnos a la reacción espontánea, emocional y por ello, quizás, impensada de Eddy Reynoso para salir al paso de acusaciones que nadie le realizó. El entrenador de ‘Canelo’ Álvarez fue muy duro y se mostró indignado con el sector de la prensa que se hizo eco de la confesión de Sergey Kovalev y en especial contra varios periodistas y comunicadores, que no nombró, pero, poco menos, los acusó de estar orquestando en las sombras una suerte de conspiración para afectar la carrera de su pupilo.

Si el inoportuno video de Kovalev marca un antes y un después en el control del estado competitivo de los atletas ante de una gran pelea, no duden que, para la suerte del negocio, la apresurada comunicación de Reynoso también marcará un antes y un después. Incluso, hasta con su relación con la propia prensa. Por aquello de que, si ‘acusan a uno sin nombrarlo, en realidad los estás acusando a todos”. O sea, en la barrida de Reynoso no se salvaron ni siquiera sus periodistas afines, aspirantes a ser parte del séquito o meros seguidores cercanos de su éxito.

En primer lugar, Reynoso debe aclarar en qué desinformaron y si niega que compra peleas, es porque alguien directamente dijo que lo hace, pues pida una investigación para salvar su honorabilidad y exija respeto a través de la vía que corresponde. Soltar un volado de acusaciones sin sustentarlas en hechos concretos quizás esta creando culpables accidentales en donde no los hay.

Lo que Reynoso estalla en su comunicación son acusaciones graves ya que alega que las declaraciones de Kovalev fueron manipuladas y tergiversadas, ¿Dónde está el traductor oficial que avala con su rubrica esa afirmación tan grave? ¿Cuál párrafo, que frase, que oración, es la utilizada con fines conspirativos para engañar a los millones que leyeron la traducción o los propios rusos que se encargaron de divulgarla, sorprendidos por el tamaño inaudito de la revelación?



Peor que eso, ¿por cual razón el comunicado no lleva la firma de Oscar de la Hoya y de DAZN? ¿Acaso porque sus sedes legales corporativas están en Estados Unidos, el evento ocurrió en Estados Unidos y asumir que existió una acusación tan grave será razón suficiente para que el episodio sea investigado? O, sea, que la justicia tome acciones sin necesidad de ser invitada a hacerlo. Porque, curiosamente el detonante de todo esto ha sido un video, supuestamente, grabado en Rusia y en idioma ruso. No sabemos si eso tiene algo que ver, pero podría tener algo que ver. Por ejemplo, que Kovalev supiera muy bien lo que estaba haciendo cuando lo grabó para uno de los sitios de boxeo más populares de Rusia.

Al llevar todos estos elementos al tratamiento periodístico del tema, la primera conclusión es que esta historia no esta siendo bien contada. Basta recordar que Sergey Kovalev con su confesión solo vino a ratificar lo que muchos periodistas y analistas denunciaron inmediatamente después de terminada la pelea. Entre ellos Steve Kim, Andre Ward o David Faitelson. Basta buscar sus reacciones después de la pelea para comprender que sus impresiones hacían sintonía con lo que Kovalev terminó alegando: “solo peleó por el cheque, sabiendo que iba a perder, porque era imposible preparar una pelea en menos de dos meses y luego de una guerra cruenta como la que sostuvo contra Anthony Yarde».

A Canelo nadie lo acusó de pelear contra Kovalev para aprovechar esa ventaja, a Canelo se le acusó de no tener la delicadeza competitiva de darle el tiempo suficiente a su rival para que no existieran ventajas. Algo que, precisamente, el propio Canelo alegó cuando renunció a su cinturón de campeón mediano para no enfrentar a Gennady Golovkin: Dijo que no estaba pronto, acusó al CMB de obligar a realizar una pelea sin tiempo y como ahora, también insinuaron que estaban siendo perjudicados desde las sombras.

LA RAZÓN DEL COMUNICADO: “SIGUE LA RUTA DEL DINERO”

Todos nos preguntamos, ¿qué llevó a Reynoso a firmar el solo ese comunicado, sin coordinar algo en conjunto con GBP y DAZN? La respuesta parece obvia, como se dice en la jerga policial, “sigue la ruta del dinero y descurirás la verdad”.

Esto tiene todo el olor de que el dinero y alguna forma escrita de perjuicio nacido de esa confesión de Kovalev, se transformó en un enorme dolor de cabeza para el equipo Canelo. Un dolor de cabeza grave, sin duda.

Tal vez las cosas no están funcionando comercialmente con el proyecto Canelo, tal vez las expectativas que se hicieron con Canelo no se cumplieron, tal vez no hay manera de que el mexicano enfrente a los rivales que le exige DAZN, tal vez la plataforma está perdiendo mucho dinero y viendo la manera de reducir los números o simplemente quieren salirse de un mal contrato que les costará al final del camino cerca de 400 millones de dólares.

Pues, si así fuera, tal vez la confesión de Kovalev encaja en una de las cláusulas de rescisión o renegociación de la larga letra chica del contrato. Esto último es solo una teoría de lo posible, pero también es lo único que explica el error de Reynoso, que como sea asumió algo con su defensa de una acusación que nadie le hizo.