Lamentables y tristes declaraciones formuló Sergey Kovalev en Rusia, sobre su pelea contra Canelo Alvarez, de acuerdo con un artículo firmado por Dan Ambrose de BoxingNews 24. El ex campeón OMB semipesado reconoció que encaró la pelea por dinero, que no podía vencer, que no tuvo tiempo de recuperarse de la pelea anterior por el escaso tiempo entre una y otra, que literalmente no hubo campamento (por lo breve) y que fuimos ignorantes quienes pensamos que podía ganar esa pelea. Entre otras confesiones que provocan asombro, vergüenza ajena y muchas preguntas que exigen respuestas.

¿Quién autorizó esta pelea desde el punto de vista médico? ¿Quién asume los costos morales de esa confesión? ¿Donde quedan los méritos adjudicados a Canelo por ese amplio espectro de la prensa especializada? ¿Donde queda la defensa casi suicida de los fanáticos del ahora campeón semipesado OMB? ¿Qué reacción tendrá la OMB ante una revelación tan seria y que pone en entredicho la honestidad de esa pelea de título? ¿Habrá motivos para que esto termine en la justicia?

Hace unos años ocurrió algo parecido tras la pelea entre Pacquiao y Mayweather, cuando nos enteramos que el filipino había afrontado la pelea con una lesión en el hombro que no denunció antes y de la que tuvo que ser operado luego del combate.

Un grupo de apostadores y fans presentaron una demanda colectiva que se procesó en una Corte de California, pero que no prosperó. Es difícil imaginar que con Kovalev suceda algo diferente, pero es inevitable considerar que el boxeo está necesitando algún reglamento asociado a las leyes que combaten el engaño, la estafa y el abuso de la falsa promoción. De todo eso les hablo en el video.