ikey García no parece dispuesto a regresar a las 140 ni tampoco a las 135 libras y planea mantenerse en las 147, buscando peleas lucrativas. Ello contradice todas las especulaciones que se abrieron luego de su derrota ante Errol Spence Jr.

Según sus propias declaraciones, aspira a realizar una pelea, seguramente a modo, antes de terminar el 2019 y concretar una pelea de alto perfil en el peso welter para el inicio del 2020. Y no pide nada, nada menos que al filipino.

“No hemos decidido qué vamos a hacer, pero lo que a mí me gustaría es hacer una pelea antes de terminar el año y después buscar una pelea grande, como con Manny Pacquiao”, le dijo a ESPN en su momento.

Según MIkey, que hoy gestiona sus compromisos como un auténtico agente libre, tiene ofertas de Premier Boxing Champions de Al Haymon y DAZN de Eddie Hearn para sumarse a sus eventos, sobre lo que decidirá en los próximos días.