uando Saúl “Canelo” Álvarez noqueó a Rocky Fielding y se adjudicó el título de campeón regular supermediano de la AMB, el nombre de Callum Smith (26-0, 19 KO), ganó vidriera en la prensa del boxeo. El espigado supercampeón de esa división por la misma AMB, automáticamente se convirtió en el rival elemental del mexicano. Pero nada pasó y su nombre se diluyó de prisa.

Ahora comienza a sonar para ser parte de eventos de alto calibre en los meses por llegar. Su promotora, Matchroom y DAZN están trabajando en la agenda de Callum, según lo confirmó su entrenador Joe Gallagher. “El (Callum) tiene buenas ofertas sobre la mesa y las está considerando”

Esas opciones, no parecen poca cosa. La presencia del campeón OMB supermediano Billly Joe Sunders bajo contrato de Matchroom, abre el camino de forma natural para que ambos se enfrenten en una lucrativa unificación. A eso sumemos que a las 168 libras están llegando rivales de alto perfil comercial como Daniel Jacobs, seguramente Gennady Golovkin e incluso el propio Julio Cesar Chávez Jr. en caso logre regresar al peso de la división o alguna figura de pesos superiores, como el ruso Dmitry Bivol que tiene problemas para encontrar rivales en su división.